Agromar y sus conservas son un referente en el norte de España. Una tradición familiar que se ha mantenido durante tres generaciones.

Con una estrecha vinculación al Mar Cantábrico, esta conservera asturiana ofrece productos de calidad gourmet en mercados internacionales, preservando el saber hacer más local.

HISTORIA

Agromar, con sus más de 50 años de experiencia,sigue ofreciendo la mejor calidad en productos en conserva y precocinados. La historia de nuestra empresa se remonta al año 1948, cuando el gijonés Armando Barrio Mata tuvo la original idea de envasar las huevas de los oricios, por entonces muy abundantes en los pedreros y playas asturianas.

Destinado inicialmente al consumo familiar y empleado como regalo, el singular producto no tardó en apuntar unas posibilidades comerciales que Armando supo ver y desarrollar.

En aquellos años eran muchas las pequeñas conserveras artesanales diseminadas por toda la costa cantábrica, como la que su padre regentó allá por 1920. Es él quien finalmente registra la marca en 1968 y quien 21 años después propicia el nacimiento de lo que hoy conocemos como CONSERVAS AGROMAR, una sociedad Anónima joven e innovadora

PRODUCTOS

TARRO DE BONITO DEL NORTE

LEER MÁS

VENTRESCA DE BONITO DEL NORTE

LEER MÁS

COGOTE DE BONITO DEL NORTE

LEER MÁS

PATÉ DE BONITO DEL NORTE

LEER MÁS

CHIPIRONES EN SU TINTA

Los chipirones forman parte de la tradición gastronómica española desde hace siglos. Se cocinan en su propia tinta para aprovechar todo el sabor del producto, y pueden disfrutarse como aperitivo o como plato principal. Aunque a día de hoy aún se desconoce quién fue el primero en tener la idea de cocinar los chipirones con su propia tinta, es un plato muy típico en las mesas españolas que está para chuparse los dedos.

PRODUCTOS

TARRO DE BONITO DEL NORTE

LEER MÁS

VENTRESCA DE BONITO DEL NORTE

LEER MÁS

COGOTE DE BONITO DEL NORTE

LEER MÁS

PATÉ DE BONITO DEL NORTE

LEER MÁS

CHIPIRONES EN SU TINTA

Los chipirones forman parte de la tradición gastronómica española desde hace siglos. Se cocinan en su propia tinta para aprovechar todo el sabor del producto, y pueden disfrutarse como aperitivo o como plato principal. Aunque a día de hoy aún se desconoce quién fue el primero en tener la idea de cocinar los chipirones con su propia tinta, es un plato muy típico en las mesas españolas que está para chuparse los dedos.

COMPRAR O DEGUSTAR